martes, octubre 30, 2007

Recuerdo de los ñoquis del 29.......



Por fin pasó el 29. Me tenía muy preocupado esa fecha porque tengo miedo de que Clara quiera retomar con la ceremonia de los ñoquis y eso es algo que no quiero volver a pasar.

Resulta que hasta hace unos 15 años nos reuníamos, indefectible e inexorablemente, el día 29 de cada mes en la casa de Giorgio, Cristina y Vicente, los Di Vietro. El asunto de los ñoquis, para ellos, era todo un ritual familiar que comenzaba desde temprano cuando pelaban y cocinaban las papas. Paralelamente se iban preparando el estofado y la salsa. Luego se amasaba la pasta, se cortaban los ñoquis y se los hervía.

Haciéndola corta les diré que era una falta de respeto la forma en que comíamos esos deliciosos ñoquis con estofado, salsa y quesito rallado. Por supuesto, acompañados por un buen vino tinto. ¡Barbaridad!

Nunca entendí muy bien como era esa cuestión de los ñoquis y el dinero bajo el plato y qué era lo que había que esperar de ese asunto, lo que sí entendía era que pasábamos unos momentos especiales con nuestros amigos y, de paso, saboreábamos pasta casera.

Hace 15 años que los Di Vietro volvieron a vivir a La Rioja, de donde habían venido. Entonces Clara, en un acto de coraje y decisión, tomó la posta, copó la parada, y el primer mes sin nuestros amigos preparó una buena cantidad de algo que hasta hoy no he podido determinar y definir qué era. Parecía ser aquel famoso revoltijo de carne con madera que mencionaba Silvio Rodríguez en una de sus canciones. Se ofendió tanto cuando le comenté lo espantoso que estaba lo que había preparado que no me habló por varios días, pero, por suerte, no volvió a insistir con preparar ella eso que parece fácil pero , por lo visto, no lo es.

No hemos vuelto a tener ese tipo de reuniones, y realmente siento mucha nostalgia.....por nuestros amigos, no tanto por los ñoquis, ¿o ustedes se creen que lo mío pasa por el estómago?

4 comentarios:

Fer dijo...

Digo yo, ¿el revoltijo ese no sería el famoso unicornio azul? (eso explicaría porque no se parecía a un plato de ñoquis con estofado)

Clara Gescovich-Pepe Curti dijo...

fer : quisiera probar tu receta de ñoquis caseros, haber si ahí sos tan valiente...es un desafío!! (Clara)

Fer dijo...

Lo tuyo es un acto de valentía (o suicidio).

Curupisa dijo...

Pepe, no eran ñoquis... eran proyectiles para cuando te pidiese que la aspiradora nueva y se la negases... Y encima la llamás Brujilda (si, estoy leyendo de atrás pa' elante)